Top

Archivo | noticias

Las personas con discapacidad reclaman sus derechos: más empleo, mejores viviendas y reformar la Constitución

Leemos en 20MINUTOS.ES – Discapacidad la siguiente noticia que os reproducimos de forma íntegra:

Son más de cuatro millones de personas en España, pero aun así sienten que en demasiadas ocasiones pasan desapercibidas, tanto para la sociedad como para las administraciones. Las personas con discapacidad exigen recursos y medidas dirigidas a una mayor accesibilidad e inclusión sociolaboral, y piden derrocar las «barreras sociales y mentales» que impiden que sigan avanzando en la consecución plena de sus derechos.

Para el Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se conmemora este viernes 3 de diciembre, el reclamo principal del colectivo se centra en una lucha que llevan tiempo librando: la modificación del artículo 49 de la Constitución en el que se les denomina «disminuidos». Es una cuestión en la que hacen especial hincapié ahora que han conseguido que se tramite en el Congreso y que contemplan como un paso más hacia el compromiso que reclaman para eliminar desigualdades.

«Para nosotros es siempre un día para poner de manifiesto muchos asuntos que, de alguna forma, dejan al margen a las personas con discapacidad. Y sobre todo este año, especialmente complicado por la pandemia, en el que las personas con discapacidad se han quedado sin muchos servicios«, explica a 20minutos el presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), Anxo Queiruga.

Así, desde COCEMFE apuestan por una reconstrucción que pase por la inclusión y les haga partícipes. «¿Hemos avanzado en los últimos 30 años? Sin duda. Y sería de necios negarlo. Pero no tanto como creemos, porque hoy seguimos hablando de problemas de accesibilidad, de transporte adaptado, de temas de ayudas técnicas, de consultas médicas, de baremo de la discapacidad, etc.», añade.

Por ello, el reclamo del colectivo es atajar una serie de deficiencias que merman en la vida de estas personas en el trabajo, en el transporte, en el servicio de prestaciones, en el reconocimiento de cualquier discapacidad orgánica e incluso en su propia vivienda. Situación que empeora considerablemente en los entornos rurales y para las niñas y mujeres con discapacidad. «Muchas veces no es cuestión de dinero exclusivamente, es cuestión de coordinarse y de tener una estrategia adecuada», asevera el presidente de COCEMFE.

Eliminar de la Constitución una terminología «indigna»

«Disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos». Así se les denomina en el artículo 49 de la Constitución. «Como es lógico esta acepción es absolutamente contraria a cualquier enfoque de derechos humanos, y desde hace años venimos reclamando que se modifique la Carta Magna», denuncia a 20minutos Pilar Villarino, directora ejecutiva del Comité español de representantes de personas con discapacidad (CERMI).

«No puede ser que se nos llame ‘disminuidos’, porque es indigno, pero además porque creemos que la Constitución hay que actualizarla con arreglo a los tiempos», subraya Villarino. Y es que, según sostiene, la modificación de ese artículo no supone únicamente la eliminación de un «vocablo injurioso», sino que además define «cómo debe ser el enfoque de las políticas públicas de discapacidad desde los derechos». Además, destaca, el texto que se propone ahora alude de forma expresa a la situación de «especial vulnerabilidad» de las mujeres y niñas con discapacidad.

De esta forma, piden que se considere como una «cuestión de Estado» y que haya un pacto «de todas las fuerzas políticas» en defensa de esa modificación. «Debe ir más allá de ideologías», afirma Villarino, asegurando que «sería algo de lo que España podría presumir ante otros países».

Una nueva ley de laboral

Otra gran petición del colectivo es que se lleve a cabo una nueva ley de inclusión laboral que sea verdaderamente efectiva. «Al final, el empleo es la puerta a la autonomía y a poder llevar una vida como las demás personas», señala la directora ejecutiva del CERMI.

La pandemia de coronavirus supuso un duro golpe para el empleo de las personas con discapacidad. La contratación se desplomó un 26% en 2020 y, aunque se ha recuperado de forma considerable, continúa situándose a niveles del año 2017.

«Es inaceptable la tasa de desempleo de las personas con discapacidad y la tasa de inactividad. Algo está fallando en la inclusión en la empresa ordinaria y también en los centros especiales de empleo«, denuncia Queiruga. El presidente de COCEMFE considera que «no tiene sentido» que «empresas del IBEX de este país tengan centros especiales de empleo». Lo que deben hacer, asegura, es cumplir con la cuota y contratar a las personas con discapacidad que tienen que tener en plantilla. «No es cuestión de que pongamos más porcentaje, sino de que se cumpla el que hay», afirma.

Modificar la ley de propiedad horizontal

Según datos del CERMI, más de 100.000 personas con movilidad reducida en España viven «confinados» en su vivienda. De hecho, la ausencia de accesibilidad en muchos edificios provoca que casi la mitad -el 43%- de las personas con movilidad reducida pasen muchos días sin salir de casa.

«Es inaceptable que no puedan salir si no hay alguien que las baje o las suba a su casa», lamenta Anxo Queiruga urgiendo a reformar la Ley de Propiedad Horizontal. En la norma, datada de 1960, se establece que todas las obras que resulten necesarias para la accesibilidad de las personas con discapacidad o mayores de setenta años se harán «una vez descontadas las subvenciones» y siempre y cuando «no excedan de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes». Un límite que piden eliminar, ya que, según denuncian desde la organización, exime a muchos de la obligatoriedad de llevar a cabo las remodelaciones.

Mujeres, niñas y residentes en el medio rural: los más vulnerables

Las niñas y mujeres con discapacidad se enfrentan a una vulnerabilidad mayor. La violencia de género también se ceba con ellas, y de hecho ha ido en aumento en los últimos años. El último informe del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer alertó de que casi un 20% (diez de 51) de las mujeres que fueron asesinadas en 2018 en manos de sus parejas o exparejas tenían algún tipo de discapacidad.

«Una mujer con discapacidad muchas veces depende de su propio agresor para pedir ayuda. En ocasiones incluso cree que se merece ese trato, no es consciente de la discriminación. También puede sufrir violencia en su entorno familiar o en la institución en la que está. Todo esto realmente hace que se precisen estudios específicos que muestren esta realidad, que está muy oculta», explica Villarino.

Además, hasta hace apenas un año no se consiguió poner fin a la esterilización forzosa de las mujeres y niñas con discapacidad. Un gran paso que situó a España en un de los pocos países de la Unión Europea -junto a Suecia- en tomar esta medida. «Es un logro importante porque es una muestra más de las vulneraciones que sufren alas mujeres con discapacidad».

En especial vulnerabilidad se encuentran también las personas que viven en el medio rural, donde la disposición de servicios y recursos se reduce, abocándolos, según denuncia Queiruga, al «abandono total y absoluto».

Derrocar las «barreras sociales y mentales»

En paralelo a todas estas medidas -algunos de sus muchos frentes- debe darse, coinciden ambos, un aumento de la concienciación y sensibilización de la sociedad. «Para un porcentaje altísimo de la sociedad pasamos totalmente desapercibidos. La mayoría es consciente de la situación solo cuando alguien de su entorno tiene algún tipo de discapacidad», asevera el presidente de COCEMFE.

Además, Queiruga lamenta que, cuando se dirigen a ellos «tienden, o a que seamos superhéroes, o a infantilizarnos», lo que asegura es un asunto que solamente puede abordarse desde la educación inclusiva, para «normalizar la situación». «Por mi experiencia vital tengo claro que es algo que va mucho más allá de lo que es la enseñanza académica y los conocimientos que puedas adquirir en el colegio. Consiste en normalizar la situación», afirma.

Por ello, pide «no mirar hacia otro lado» y atender las desigualdades a las que se enfrentan día a día. «Porque en una sociedad avanzada como la nuestra no se puede permitir prescindir de la capacidad y del potencial de más de cuatro millones de personas», concluye pues, al final, «las barreras que más impiden que avancemos realmente son las barreras sociales y las barreras mentales».

Fuente: 20MINUTOS.ES – Discapacidad https://www.20minutos.es/noticia/4912431/0/personas-discapacidad-exigen-derechos-dia-internacional-diciembre/

Seguir leyendo